Want create site? Find Free WordPress Themes and plugins.

 

En México, el maestro ha desempeñado un papel de gran importancia. Los primeros gobiernos asumieron la responsabilidad de velar que los pueblos tuvieran escuelas de primeras letras y de instrucción pública. Entendieron la importancia de la educación como generadora de progreso. Entendían que sin instrucción no habría libertad y que la base de la igualdad política y social es la enseñanza elemental. La instrucción pública en nuestro país y en nuestra entidad, poco a poco se fue organizando. El estado asumió la responsabilidad emprendiendo sin tardanza su organización. Fue capítulo importante de todos los gobiernos. Se legisló y se redactó en las principales leyes y normas que rigen la vida de la Nación Mexicana y de nuestra entidad federativa sobre la organización de la instrucción pública en todos los niveles, haciéndola obligatoria, gratuita y en esencia laica.

 

Sindicalismo Magisterial

En 1910, más del 80% de la población era analfabeta y México necesitaba salir del retraso educativo en el que se encontraba. Una década después, el 3 de octubre de 1921, durante el gobierno de Álvaro Obregón, se creó la Secretaría de Educación Pública y se designó a José Vasconcelos como primer Secretario de Educación, quien reconoce que los profesores son un factor fundamental en la gran tarea de erradicar la ignorancia en nuestro país.
A partir de entonces, comienza la transformación educativa en México. Los profesores de primaria, quienes ni siquiera gozaban el salario mínimo de tres pesos, asumen con devoción y valentía las campañas de alfabetización, dan clases en lugares inaccesibles, sufren persecuciones de caciques, curas y fanáticos que los consideran enviados del demonio, se sacrifican por la enseñanza libertadora.

 

Nacimiento del SNTE

En la década de 1930 los profesores se organizan. Lázaro Cárdenas como Presidente de México impulsa a Narciso Bassols para dar origen al Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).
Después, con Manuel Ávila Camacho como presidente en turno y Jaime Torres Bodet como Secretario de Educación, la unificación sindical y la burocratización reiteran que pasó el tiempo de calificar a los maestros como “nervio de la nación o constructores de la Patria”. Sí son importantes, dicen las autoridades con otras palabras, lo son en niveles de decretos, como servidores públicos, al tanto de su humilde condición presupuestal, laboral e ideológica.
En ese sexenio tiene lugar la campaña de alfabetización más importante del Siglo XX. Aun así no cubre suficientemente al país y es mínima su presencia en las zonas rurales. Esta campaña aprovecha la fiebre de la modernidad y la conciencia prevaleciente: ser analfabeta, más que una limitación, es un arcaísmo. Todavía se cree en la educación cívica y los profesores se empeñan en formar ciudadanos útiles.
En el Estado de México, los profesores estatales habían crecido en número, pero el gobierno local los tenía controlados, con bajos salarios y nada de apoyos colaterales. Además eran perseguidos y corridos cuando intentaban pedir mejores apoyos y salarios. Se afiliaron al SNTE, pero recibieron poco apoyo en momentos de crisis, originando huelgas y otras confrontaciones por los derechos laborales.
Pasado un buen tiempo y por la desorganización del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación y la anarquía en que se encontraban, los profesores del Estado de México optaron por organizar su propio gremio.

 

Unidad Magisterial en el Estado de México

En 1932, los pioneros de este movimiento comenzaron a convocar a sus compañeros a unirse para defender y proteger sus derechos y la unidad magisterial. En este año, el general Filiberto Gómez, gobernador del Estado, reduce salarios y suspende su pago durante tres meses. El precio de los artículos de primera necesidad había aumentado, haciendo que los profesores se organizaran y protestaran. Llegaron a pedir la destitución del profesor Ignacio Quiroz Gutiérrez, Director de Educación Pública, por no atender sus peticiones. Maestros jóvenes fueron los que encabezaron este movimiento, como Noé Pérez, Clara del Moral, Guillermo Servín Ménez y Salvador Ibarra Saucedo. El 12 de agosto se formaliza la “Liga de Maestros”.
En una manifestación ante el gobierno, éste intentó enfrentarlos con un grupo de campesinos que con palos y piedras intentaron desalojar a los profesores, pero elementos del Ejército Mexicano intervinieron para evitar una tragedia.
Finalmente los maestros y el gobierno de Filiberto Gómez llegaron a un acuerdo, les pagaron los sueldos atrasados, se restablecieron en sus puestos a los profesores que habían sido despedidos y el poder ejecutivo estatal se comprometió a reconocer formalmente a la Liga de Maestros.

 

Primeras Organizaciones Sociales

En 1935, el magisterio de la entidad nuevamente protesta contra la falta de apoyo del gobierno y se declaran en huelga porque el gobernador José Luis Solórzano suspende los sueldos por varios meses.
Al poco tiempo el ejecutivo renunció por la incapacidad mostrada para resolver los problemas laborales. En 1936, otro gobernador, ahora Eucario López, por motivos derivados de la reforma a la Ley General de Educación, hace un despido masivo de profesores estatales.
Derivado de ello nacieron las primeras organizaciones magisteriales del Estado de México, como “La Fraternidad de Maestros”, “Unidad Magisterial” entre otras. Ya tenían la desafortunada experiencia de haber estado afiliados al SNTE y el ejemplo de los empleados y trabajadores del gobierno del Estado de México.
Durante el gobierno de Wenceslao Labra, ambas agrupaciones estaban integradas por empleados que laboraban en las diferentes oficinas de los poderes del Estado y los Ayuntamientos.

 

Más de 60 años de lucha Sindical

En 1940, siendo gobernador Wenceslao Labra y director de Educación Pública el profesor Adrián Ortega Monroy, los profesores del Estado de México, en la lucha por la defensa de sus derechos y lograr mejores salarios para mejorar sus condiciones de vida, se declaran en huelga. En este movimiento fue notable la participación de profesores como Noé Pérez Pioquinta, Manuel Hinojosa Giles, Herminio González Robles y como estudiantes normalistas en esos años, participan, entre otros, Agripín García Estrada, Sergio Vilchis, Carlos Hank González, Miguel Portilla Saldaña, Alfredo Miranda, Alfonso Sánchez García (Profr. Mosquito), Roberto Castañeda, entre otros.
Wenceslao Labra tomó represalias y fueron varios los profesores expulsados del magisterio estatal por “alborotadores”. Pero, finalmente lograron los beneficios para los compañeros de su gremio.
En el Estado de México la lucha sindical del magisterio se inició con la formación de los primeros gremios, como “La Fraternidad de Maestros”, “La Liga de Maestros”, “Unidad Magisterial” y otras organizaciones pioneras del actual Sindicato de Maestros al Servicio del Estado de México, creado en el mes de agosto de 1952, cuyo objetivo fue y es la defensa de los intereses comunes de los maestros. El primer Secretario General del Sindicato fue el profesor Agripín García Estrada, distinguido por sus compañeros, ya que desde estudiante, luchó al lado de ameritados mentores por la unidad magisterial de la entidad mexiquense.

Did you find apk for android? You can find new Free Android Games and apps.